Category Archives: Reflexiones

El diseño de ambientes para nuestros mayores

El concepto de accesibilidad universal y diseño para todos, se basa en adaptar nuestro entorno para que nos resulte más fácil realizar las actividades que sean.

Por ejemplo, aquí te voy a presentar algunas adaptaciones del hogar que se pueden realizar fácilmente y que les facilitan la vida a nuestros mayores:

– La artritis nos dificulta movimientos como por ejemplo el abrir la puerta de casa. Se puede simplemente cambiar la chapa de la puerta de nuestra casa, o adquirir un adaptador de llaves como este de la imagen para girar la llave con mayor superficie de la mano.

– Otro ejemplo, es en la  enfermedad de Alzheimer. Elizabeth Brawley nos dice que normalmente la agitación y la confusión en la persona que padece Alzheimer es provocada por un factor externo a la persona, algunas veces suelen ser objetos, suele ser la luz de la habitación, suele ser un sonido o un olor.

Los ambientes tranquilos ofrecen a las personas con Alzheimer un mejor desenvolvimiento en el espacio, y una reducción de la ansiedad.

Además, si observamos que la persona se pierde por casa, no encuentra el cuarto de baño… le podemos poner carteles en las puertas, con imágenes identificativas de cada sala, así evitaremos que abra todas las puertas de los armarios sin éxito.

 

Estos son sólo unos ejemplos de lo que nos puede ayudar el adaptar el entorno a nuestras necesidades.

Puede mejorar muchísimo su calidad de vida.

Si está interesado en buscar soluciones en su entorno de casa para mejorar en su autonomía personal, le recomiendo visite el apartado Adaptaciones del hogar de nuestra web.

 

Artículo realizado por:
Irene Díaz
Terapeuta Ocupacional

DISCAPACITADOS, MINUSVÁLIDOS, ¿QUÉ TERMINOLOGÍA USAR?

Artículo realizado por: Irene Díaz Terapeuta Ocupacional

Artículo realizado por:
Irene Díaz
Terapeuta Ocupacional

Terminología discapacidad

Cuando hice el posgrado de “Accesibilidad y Diseño para todos”, nos insistieron mucho en el uso de una terminología adecuada, y me gustaría transmitíroslo:

El dirigirnos a alguien como discapacitado (falta de alguna capacidad), o minusválido (menos válido), con esos términos estamos describiendo ya a la persona en sí, sin tener en cuenta nada más. Es su adjetivo calificativo. Similar a si nos dirigimos a alguien diciéndole: calvo, borracho… Suena mal, ¿verdad?

Para hablar con más “respeto” tendríamos que decir: calvo, persona que tiene problemas de calvicie; borracho, persona que tiene problemas con el alcohol; discapacitado, persona con discapacidad.

¡Así es! Ante todo PERSONA, que sea lo primero que define y después una característica de ella. Esto es lo comúnmente aceptado por las asociaciones de personas con discapacidad.

Debemos desterrar cierta terminología que ha quedado desfasada y que está basada en un enfoque caritativo y victimista. Os lo cuento resumido:

NO UTILIZAR:

  • Padecer o sufrir una discapacidad, estar afectado por una discapacidad.

Ellos no lo sienten como un sufrimiento, ni tampoco debemos potenciar con nuestro lenguaje que lo sientan de esa manera.

  • Persona anormal, que no son normales.

¿Y qué es normal?

  • Personas sordomudas.

Hace ya un tiempo que en muchos casos se consigue que una persona sorda consiga hablar.

  • Inválido, minusválido, y otros términos ya mayoritariamente en desuso.

Desde el Real Decreto 1856/2009, de 4 de diciembre, se retira el término minusvalía y se sustituye por discapacidad.

UTILIZAR:

  • PERSONAS CON DISCAPACIDAD.
  • Personas sordas
    • Personas con discapacidad auditiva.
  • Personas ciegas
    • Personas con discapacidad visual.
  • Usuario de silla de ruedas
    • Persona con discapacidad física
    • Personas con movilidad reducida (PMR se utiliza fundamentalmente cuando se habla de transporte)
  • Personas con trastorno autista
  • Personas con Síndrome de Down
  • Personas con discapacidad intelectual
  • Personas con daño cerebral
  • Personas con parálisis cerebral
  • Personas con enfermedad mental
  • Personas con…

¡ES FÁCIL! Sólo tienes que añadir la palabra persona delante y ¡sale solo! Úsalo y te acostumbrarás.Terminología discapacidad

Y si quieres seguir con la reflexión…

Terminología discapacidadSi además queremos ir más allá, van apareciendo términos como “personas con diversidad funcional”, “personas con múltiples capacidades”…

¿Qué quieren decir con esto?

La persona con discapacidad visual, por ejemplo, no ve, pero tiene mayor capacidad para oler, sentir, tocar, escuchar… tiene discapacidad visual, pero “supercapacidad” auditiva, táctil… Realmente esto nos ocurre a todos: unos somos mejores en cálculo pero la memoria la tenemos fatal; personas que son muy buenas redactando sus sentimientos, pero después son incapaces de contárselos a alguien…

Y podría enumerar multitud de capacidades y discapacidades que tenemos todos. Esto es la diversidad.

Yo he tratado con personas con discapacidad y por lo general el tema de la terminología les da igual, no se ofenden si les llamas ciegos, cojos o discapacitados. Pero sí creo que debe ser labor de todos el que el lenguaje en sí sea respetuoso, independientemente del tono de voz como se pronuncie.

Los términos “personas con diversidad funcional”, “personas con múltiples capacidades”… personalmente me parecen rebuscados, largos e incluso difíciles de pronunciar, por lo que siempre uso “persona con discapacidad física, visual…”

 

¿Y tú? ¿Qué piensas sobre este tema? ¿Estás de acuerdo? Coméntanoslo, seguro que nos ayudas con tu opinión.

A %d blogueros les gusta esto: