Tag Archives: noticias sobre la terapia ocupacional

Los abuelos nunca mueren, solo se hacen invisibles – Cultura Inquieta

No te pierdas éste artículo tan emotivo sobre nuestros mayores. Los abuelos nunca mueren, sólo se hacen invisibles. ¡Qué gran verdad!

Los abuelos nunca mueren

Artículo escrito por el pediatra Enrique Orschanski.

En los últimos 50 años, nuestro estilo de vida familiar cambió drásticamente como consecuencia de un nuevo sistema de producción. La inclusión de la mujer en el circuito laboral llevó a que ambos padres se ausenten del hogar por largos períodos creando como consecuencia el llamado “síndrome de la casa vacía”.
El nuevo paradigma implicó que muchos niños quedaran a cargo de personas ajenas al hogar o en instituciones. Esta tercerización de la crianza se extendió y naturalizó en muchos hogares.

Algunos afortunados todavía pueden contar con sus abuelos para cubrir muchas tareas: la protección, los traslados, la alimentación, el descanso y hasta las consultas médicas. Estos privilegiados chicos tienen padres de padres y lo celebran eligiendo todos los apelativos posibles: abu, abuela/o nona/o bobe, zeide, tata, yaya/o opi, oma, baba, abue, lala, babi, o por su nombre, cuando la coquetería lo exige.

Los abuelos no sólo cuidan, son el tronco de la familia extendida, la que aporta algo que los padres no siempre vislumbran: pertenencia e identidad; factores indispensables en los nuevos brotes

La mayoría de los abuelos siente adoración por sus nietos. Es fácil ver que las fotos de los hijos van siendo reemplazadas por las de éstos. Con esta señal, los padres descubren dos verdades: que no están solos en la tarea y que han entrado en su madurez.

El abuelazgo constituye una forma contundente de comprender el paso del tiempo, de aceptar la edad y la esperable vejez.
Lejos de apenarse, sienten al mismo tiempo otra certeza que supera a las anteriores: los nietos significan que es posible la inmortalidad. Porque al ampliar la familia, ellos prolongan los rasgos, los gestos: extienden la vida. La batalla contra la finitud no está perdida, se ilusionan.

Los abuelos miran diferente. Como suelen no ver bien, usan los ojos para otras cosas. Para opinar, por ejemplo o para recordar.
Como siempre están pensando en algo, se les humedece la mirada; a veces tienen miedo de no poder decir todo lo que quieren.
La mayoría tiene las manos suaves y las mueven con cuidado. Aprendieron que un abrazo enseña más que toda una biblioteca.
Los abuelos tienen el tiempo que se les perdió a los padres; de alguna manera pudieron recuperarlo. Leen libros sin apuro o cuentan historias de cuando ellos eran chicos. Con cada palabra, las raíces se hacen más profundas; la identidad, más probable.

Los abuelos construyen infancias, en silencio y cada día. Son incomparables cómplices de secretos. Malcrían profesionalmente porque no tienen que dar cuenta a nadie de sus actos. Consideran, con autoridad, que la memoria es la capacidad de olvidar algunas cosas. Por eso no recuerdan que las mismas gracias de sus nietos las hicieron sus hijos. Pero entonces, no las veían, de tan preocupados que estaban por educarlos. Algunos todavía saben jugar a cosas que no se enchufan.
Son personas expertas en disolver angustias cuando, por una discusión de los padres, el niño siente que el mundo se derrumba. La comida que ellos sirven es la más rica; incluso la comprada. Los abuelos huelen siempre a abuelo. No es por el perfume que usan, ellos son así. ¿O no recordamos su aroma para siempre?

Los chicos que tienen abuelos están mucho más cerca de la felicidad. Los que los tienen lejos, deberían procurarse uno, siempre hay buena gente disponible.
Finalmente, para que sepan los descreídos:

Los abuelos nunca mueren, solo se hacen invisibles.

Origen: Los abuelos nunca mueren, solo se hacen invisibles – Cultura Inquieta

Escribir mensajes de texto con la mirada – Noticias sobre accesibilidad

Te mentenemos al día de novedades y mejoras: nuevas ayudas para personas con problemas de movilidad, jornadas sobre accesibilidad. ¡Visita nuestra web!

Origen: Escribir mensajes de texto con la mirada – Noticias sobre accesibilidad

Centenarios: Los 100 años ya no son una barrera | España | EL PAÍS

¡¡Todos a por los 100!! Intentando tener la mejor calidad de vida hasta el final, realizando Terapia Ocupacional

Ciriaca González, de 107 años, es una de los 14.487 personas centenarias que viven en España, más del doble que hace 15 años

Origen: Centenarios: Los 100 años ya no son una barrera | España | EL PAÍS

Leer, escribir y jugar ayudan a mantener sano el cerebro en el envejecimiento

Las actividades mentales, como leer el periódico, escribir cartas, visitar una biblioteca, asistir a una obra de teatro o jugar a las damas o al ajedrez, pueden preservar la integridad estructural en el cerebro de las personas mayores, según un nuevo estudio presentado en la reunión anual de la Sociedad Radiológica de Norteamérica (RSNA, en sus siglas en inglés).

   Los investigadores analizaron qué efecto podría tener la función cognitiva al final de la vida en la materia blanca del cerebro, que se compone de fibras nerviosas o axones que transmiten la información por todo el cerebro.

   El estudio incluyó a 152 participantes de avanzada edad, con una media de 81 años, a partir de la ‘Memory and Aging Project Rush‘, un estudio a gran escala de análisis de los factores de riesgo para la enfermedad de Alzheimer. Los participantes no tenían demencia o tan sólo deterioro cognitivo leve y los investigadores les pidieron que calificaran en una escala de 1 a 5, la frecuencia con la que participaron en una serie de actividades mentales durante el último año, como leer periódicos y revistas, escribir cartas y jugar a las cartas y juegos de mesa.

   El análisis de los datos de imágenes por resonancia magnética (IMR), anatómicos y de tensor de difusión (DTI) reveló una asociación significativa entre la frecuencia de la actividad cognitiva en ancianos y mayores valores de difusión de anisotropía en el cerebro.

   “Varias áreas en todo el cerebro, incluso en regiones muy importantes para la cognición, mostraron una mayor integridad microestructural con más actividad cognitiva frecuente en la edad avanzada”, dijo el doctor Arfanakis, quien recomienda mantener el cerebro ocupado en la edad avanzada porque proporciona “resultados positivos”.

   Según el doctor Konstantinos Arfanakis, del Centro Médico Universitario Rush en Chicago (Estados Unidos), la difusión de la anisotropía disminuye paulatinamente a partir de los 30 años, por lo que “una mayor difusión de anisotropía en pacientes de edad avanzada que tienen una actividad cognitiva frecuente sugiere que estas personas poseen características cerebrales similares a las de las personas más jóvenes”.

   No obstante, cree necesario seguir estudiando a los mismos pacientes para demostrar una relació causal entre la actividad cognitiva y la integridad estructural del cerebro.

   Los investigadores usaron imágenes por resonancia magnética, método conocido como de tensor de difusión, para generar datos sobre la difusión de anisotropía, una medida sobre cómo las moléculas de agua se mueven a través del cerebro. En la materia blanca, la difusión de anisotropía se aprovecha del hecho de que el agua se mueve más fácilmente en una dirección paralela a los axones del cerebro y menos fácilmente en perpendicular a ellos, debido a que está impedida por estructuras tales como las membranas axonal y la mielina.

   “Esta diferencia en las tasas de difusión en diferentes direcciones aumenta los valores de difusión de anisotropía. La difusión de anisotropía es mayor cuando más difusión está sucediendo en una dirección en comparación con las demás”, explicó el doctor Arfanakis, que dirigió al equipo, con miembros del Centro Médico Universitario Rush de Chicago y del Instituto de Tecnología de Illinois en Chicago.

   Sin embargo, la anisotropía cae en los valores de la sustancia blanca con el envejecimiento, las lesiones y las enfermedades, porque el agua no puede moverse tanto en la dirección perpendicular a las fiabras nerviosas. “Pero si, por ejemplo, tiene una menor densidad neuronal o menos mielina, el agua encuentra más libertad de movimiento en perpendicular a las fibras, por lo que se reduce la anisotropía de difusión. Los valores más bajos de difusión de anisotropía están en consonancia con el envejecimiento”, afirmó el doctor.

Leer, escribir y jugar ayudan a mantener sano el cerebro en el envejecimiento.

Vídeo sobre algunas cosas que trabajamos en terapia ocupacional

Vídeo de la OMS sobre la vejez

A %d blogueros les gusta esto: