El lenguaje

El lenguaje

Imagen de: entrepadres.imujer.com

En el momento en que nacemos necesitamos aún un tiempo para que nuestro cerebro desarrolle las conexiones neuronales relativas al lenguaje.

El hecho de nacer sin esta capacidad totalmente desarrollada ya nos da pistas de la enorme complejidad que alberga su estructura.

El lenguaje quizá es la capacidad que nos permite tomar más contacto con lo que nos rodea e influir sobre ello. El lenguaje es la forma de anunciar a los demás que estamos aquí y que tenemos muchas cosas que decir. Gracias al lenguaje existen las tertulias, los actos culturales, las discusiones y cualquier actividad que exprese ideas y que busque, directa o indirectamente, influir en el otro.

Modos de comunicación y contexto:

Como seres sociales que somos, nos es bastante complicado no comunicar, aunque estemos callados. De hecho, el silencio puede significar multitud de cosas según el contexto en el que se dé: desde timidez hasta enfado o incluso complicidad. Y de la misma forma que la omisión de la palabra comunica, nosotros también nos comunicamos mediante otros lenguajes diferentes al de la palabra. Un ejemplo de ello sería el lenguaje corporal.

Ejercicios para practicar el lenguaje:

1- Los modos más atractivos son los que tienes que realizar en grupo, que suelen parecerse más a un juego que a un ejercicio. Uno de ellos es el que consiste en describir una película mediante mímica. Tu ingenio e imaginación serán indispensables para conseguir que tu lenguaje corporal se exprese de la forma más clara posible. 2- Prueba a entablar una conversación con alguien con la particularidad de no poder emplear un determinado elemento gramatical, como por ejemplo no poder decir SÍ o NO. Lo bien que lo hagas será indicativo de tu riqueza lingüística. 3- Otra forma divertida de practicar la comunicación es doblar una conversación que estés viendo, pero sin escuchar lo que se dice. Sirve cualquier película con el volumen quitado. 4- Un ejercicio similar al anterior es escribir una historia relacionado con una foto en la que aparecen personas hablando. La forma en que interpretas las distintas imágenes dependerá de tu creatividad y de tus conocimientos sobre las habilidades comunicativas.

Ejercicio curioso:

Si te fijas un poco y pones interés no te costará demasiado leer el siguiente texto. De este modo, podrás comprobar algo sumamente curioso. Sgeún un eiudsto de una uinsrvdiead iglensa, no iomtpra el odern en el que las lerats eátsn ectasirs, la úcina csoa inrmptoate es que la prirmea y la última lreta eétsn esracits en la poóicisn ccrertoa. El rseto peduen eastr tenomtlate mal y aún páords lelreo son poamblers. Esto es pruoque no leeoms cdaa ltrea por sí mmsia, snio la pbarlaa cmoo un tdoo. Inírebcle ¿no?

Fuente: Colección “Para mantenerse en forma. Juegos de mente”

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: